PIDE TU CITA AHORA
PIDE TU CITA AHORA
91 755 85 85

626 475 299

O déjanos tus datos y nos pondremos en contacto lo antes posible:
  • Los datos de contacto facilitados por usted se incorporarán a la base de datos de clientes/potenciales clientes de PROYECTOS EMPRESARIALES ALGARVE S.L. Doy mi consentimiento para el tratamiento de mis datos para concertar una cita y/o recibir información sobre tratamientos y/o productos capilares. Responsable del fichero: PROYECTOS EMPRESARIALES ALGARVE S.L. Finalidad: nuestra mutua relación comercial y promoción. Base jurídica: Consentimiento. Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros. Derechos: Acceso, oposición, rectificación, cancelación, portabilidad y limitación. Si quiere saber más, le recomendamos leer nuestra Política de Privacidad
  • 5 + 5 =
  • Error

Capilárea 8 de marzo de 2016

Mujer en tratamiento de Quimioterapia y alopecia

La alopecia es una de las principales consecuencias externas de un tratamiento de Quimioterapia y afecta emocional y psicológicamente de forma notable en el paciente de cáncer. En algunos casos, la pérdida del pelo se centra sólo en el cabello. Otras veces, afecta de forma general a todo el vello del cuerpo, incluidas cejas, pestañas… Puede caerse por completo, gradualmente o por partes. Al duro golpe de tener que luchar por su salud, se une el reto emocional de ver cómo el tratamiento también afecta a su cabello, a su imagen, mermando su calidad de vida.

 

Pero, ¿qué relación hay entre Quimioterapia y alopecia? ¿Qué tipo de reacción provoca la Quimioterapia en el cabello? ¿Qué opciones tiene un paciente de cáncer para mantener su imagen y su autoestima? Vamos a repasar hoy los aspectos más importantes de este tipo de alopecia derivada del tratamiento oncológico.

La Quimioterapia ataca al folículo piloso

 

Durante la Quimioterapia, los fármacos empleados en el tratamiento no sólo afectan a las células cancerosas, sino a todas las células de nuestro organismo. De esta forma, los fármacos llegan hasta el folículo piloso de nuestro cuero cabelludo, atacándolo y dejándolo inactivo.

 

Pero esta inactividad es temporal en la mayoría de los casos, ya que el pelo vuelve a crecer pasado un tiempo tras el tratamiento. Es lo que diferencia a las células cancerosas de las células de nuestro cabello: éstas últimas son capaces de regenerarse y repararse a sí mismas, por lo que estos efectos secundarios son casi siempre temporales.

 

Según publica la web de la Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica, el cabello puede comenzar a caer entre 7 y 10 días después de haber iniciado el tratamiento, y puede volver a crecer una vez de 1 a 3 meses desde el inicio de la Quimioterapia, tardando entre 6 y 12 meses en crecer por completo.

 

También hay que aclarar que no todos los tratamientos de Quimioterapia provocan la caída del cabello. Esto dependerá del tipo de fármacos empleados y de las dosis utilizadas en cada caso.

¿Cómo combato la Quimioterapia y alopecia?

Desgraciadamente, todavía no se conoce ningún método realmente efectivo ni probado por el que un paciente pueda evitar la caída del pelo durante un tratamiento de Quimioterapia. Durante los últimos años, se está hablando de un método que parece ayudar en algunos casos a que la pérdida de cabello durante el tratamiento oncológico sea menor. Se trata de una especia de casco de silicona que enfría las células del cuero cabelludo, manteniendo así el cabello a baja temperatura mientras el paciente realiza la sesión de Quimioterapia. De esta forma, las células capilares permanecen «dormidas», absorbiendo menos cantidad de los fármacos del tratamiento.

 

En España, de momento este sistema está en fase de prueba y estudios clínicos. Lo que sí existen son soluciones estéticas muy naturales y eficaces con las que es muy sencillo mantener la imagen durante el tratamiento. Sobre todo, hablamos de las prótesis y pelucas oncológicas, de muy diferentes tipos y calidades (sintéticas, de pelo natural…), que supondrán una importante ayuda para que el paciente pueda seguir viéndose bien.

 

Si es tu caso y estás pensando en optar por una peluca oncológica durante tu tratamiento de Quimioterapia, te recomendamos:

 

Adáptala a tu imagen. Hoy en día, las pelucas pueden hacerse a medida y totalmente personalizadas. Acude a un centro especializado para que te asesoren sobre qué tipo de peluca oncológica o prótesis es más adecuada en tu caso. Podrás elegir el grosor y el color del cabello, así como el corte que quieres llevar, eligiendo si mantener tu imagen de siempre o animarte a probar una nueva… En el propio centro te ayudarán a darle la forma y estilo que prefieras, y cortarán tu cabello para que se adapte por completo.

 

Busca siempre comodidad y calidad. Si va a ser un complemento que te va a acompañar diariamente durante varios meses, lo más inteligente es apostar por un producto de calidad y muy cómodo. Infórmate siempre antes de aventurarte a comprar cualquier tipo de peluca o complemento.

 

Otros complementos que pueden ayudarte. También puedes optar por gorros, pañuelos y otros accesorios que te ayuden a descansar de la peluca en ciertos momentos y estar más cómoda. En Internet existe gran cantidad de tiendas especializadas en las que puedes informarte y comprar estos productos.

 

Además, tras el tratamiento de Quimioterapia, también podrás optar por diferentes tratamientos capilares (como el Láser Capilar o la Capilaxis) que te ayudarán a la hora de estimular el crecimiento del nuevo cabello. Como siempre, el asesoramiento profesional es la clave para que la elección sea la adecuada en cada caso.

 

Si vas a empezar un tratamiento de Quimioterapia y te preocupa perder el cabello, nuestro consejo es que te lo pongas un poquito más fácil a ti mism@ y luches por mantener tu imagen. Porque, como solemos decir en Capilárea: a veces, la mejor medicina empieza por fuera.

 

También te puede interesar