PIDE TU CITA AHORA
PIDE TU CITA AHORA
91 755 85 85

626 475 299

O déjanos tus datos y nos pondremos en contacto lo antes posible:
  • Los datos de contacto facilitados por usted se incorporarán a la base de datos de clientes/potenciales clientes de PROYECTOS EMPRESARIALES ALGARVE S.L. Doy mi consentimiento para el tratamiento de mis datos para concertar una cita y/o recibir información sobre tratamientos y/o productos capilares. Responsable del fichero: PROYECTOS EMPRESARIALES ALGARVE S.L. Finalidad: nuestra mutua relación comercial y promoción. Base jurídica: Consentimiento. Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros. Derechos: Acceso, oposición, rectificación, cancelación, portabilidad y limitación. Si quiere saber más, le recomendamos leer nuestra Política de Privacidad
  • 6 + 6 =
  • Error

Capilárea 15 de septiembre de 2016

Imagen de chica con pelo muy largo

Todos nacemos con él y nos acompaña a lo largo de nuestra vida… casi siempre. Y con pelo no sólo nos referimos al que cubre nuestro cuero cabelludo, sino también al que está presente en otras zonas de nuestro cuerpo. Porque, en realidad, cubre toda la superficie cutánea excepto las palmas de nuestras manos, las plantas de los pies y la piel que recubre la boca y los genitales (lo que conocemos como mucosa).

 

El pelo es pues uno de los componentes de nuestra piel junto con las glándulas sudoríparas (encargadas de producir sudor), las glándulas sebáceas (que producen sebo o grasa) y la uñas. Podemos entenderlo como un tipo modificado de piel formado por una fibra de queratina (una proteína insoluble en agua, con una estructura muy fibrosa y rica en azufre).

 

El pelo forma parte de lo que conocemos como unidad pilar, compuesta por el folículo piloso, el músculo erector del pelo (el encargado de poner nuestros pelos de punta ante determinados estímulos), la glándula sebácea y la glándula apocrina (productora de ese olor tan característico que acompaña al sudor y que para la ma).

 

¿Para qué sirve el pelo?

 

A lo largo de la historia, el cabello siempre ha sido una de las claves de la belleza (sobre todo femenina). Sin embargo, mientras cuidamos y mimamos nuestro cabello tendemos a eliminar el resto del vello de nuestro cuerpo (sobre todo, de nuevo, las mujeres): axilas, ingles, piernas, etc. por considerarse anti estético o poco femenino en la mayoría de las culturas.

 

Lo que muchos no sabemos es que la función principal de nuestro pelo es conservar la temperatura de nuestro cuerpo, atrapando el aire entre la especie de malla que forman unos pelos junto a otros y manteniendo el aire templado, como una interfase térmica con el exterior.

 

Y además de mantener la temperatura corporal, también cumple otra función: la de proteger nuestra piel de los efectos de los rayos ultravioletas.

 

¿Cambia el número de cabellos que tenemos a lo largo de nuestra vida?

 

Así es. Cuando nacemos, nuestro cuero cabelludo ya cuenta con todos los folículos pilosos que tendremos a lo largo de nuestra vida, y que irán disminuyendo de forma paulatina (si no se da ninguna enfermedad o problema capilar concreto en la persona). Aún así, es frecuente pensar que un recién nacido tiene menos pelo del que luego tendrá. Esto se debe porque, durante los primeros meses de vida, el bebé todavía no tiene desarrollado correctamente ni regulado el ritmo biológico del pelo, y no percibimos como cabellos todos los folículos, aunque realmente ya estén ahí, en el cuero cabelludo, esperando su momento para empezar a producir más pelo.

 

La proporción de esta pérdida fisiológica de nuestro cabello sigue, por lo general, este modelo:

 

-Número de folículos pilosos en un recién nacido: 1.135 cm2

-Número de folículos pilosos a los 30 años: 615 cm2

-Número de folículos pilosos a los 6 años: 485 cm2

 

Por ello, es tan importante no descuidar la salud de nuestro cabello, para no perder más pelo de lo que nuestra naturaleza tiene previsto ;). Como siempre, buena alimentación, una correcta higiene y unos cuidados básicos, y la visita a un especialista o clínica capilar ante la sospecha de que algo no va como debería, son los mejores consejos que podemos darte para que mantengas siempre tu cabello en plena forma.

 

También te puede interesar