estrés y alopecia

Estrés y alopecia: esto es lo que le hace el estrés a tu cabello

¿Están relacionados estrés y alopecia? ¿Cuáles son las consecuencias del estrés en nuestro organismo? ¿Podemos llegar a perder el cabello por culpa del estrés y la ansiedad? ¿La alopecia por estrés se recupera?

Como ya hemos mencionado en otros post en nuestro blog, patologías como el estrés y la ansiedad están estrechamente relacionadas con problemas de alopecia y caída del cabello. Esto no quiere decir que alguien que sufra episodios de estrés o ansiedad terminará por padecer problemas de alopecia, pero sí es frecuente que ocurra, tanto en hombres como en mujeres (ya que la calvicie nerviosa o por estrés puede ser tanto masculina como femenina).

Caída de pelo por estrés: síntomas y señales

Como decimos, muchas veces, la causa de una mayor caída sí está relacionada con un período continuado de el estrés o ansiedad.

La buena noticia es que tiene cura, y ponerle fin a la situación de estrés es la clave para empezar a solucionar el problema capilar. Pero, ¿cómo darnos cuenta de que podemos estar ante un problema de alopecia por estrés? Hay algunas señales de alerta que pueden darnos una pista de que nuestra caída capilar se debe al efecto del estrés en nuestro organismo.

Alopecia por estrés síntomas: ¿cómo reconocerlos?

Este tipo de patología (también conocida como efluvio telógeno) se manifiesta principalmente a través de la pérdida de cabello. Te contamos cuáles son algunas señales que pueden indicar una alopecia por estrés:

  • Caída del pelo: empezar a perder más pelo de lo normal es la señal más evidente. Esto puede notarse al cepillar el cabello, al lavarlo o al levantarte por la mañana y encontrar más pelo en la almohada.
  • Afinamiento del cabello: el cabello afectado por la alopecia por estrés a menudo se vuelve más delgado y débil.
  • Caída de cabello repentina: la alopecia por estrés puede provocar una pérdida de pelo brusca y generalizada en un corto período de tiempo.
  • Afectación de diferentes áreas: puede afectar tanto al cuero cabelludo como a otras zonas: cejas, pestañas, etc.
  • Recuperación lenta del crecimiento: después del período de estrés, el crecimiento del cabello puede recuperarse de forma gradual, pero el proceso puede llevar tiempo.

1 ª Consulta Gratuita

Acepto recibir información. Responsable: Clínica Capilárea, finalidad: Dar respuesta a las solicitudes de información, legitimación: consentimiento del interesado, destinatarios: no se comunicarán datos a terceros, derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional

¿Estás pensando usar botox capilar? Pide tu cita y deja que nuestro equipo te asesore sin compromiso.

  • Online (si vives fuera de Madrid)

¿Cómo saber si la caída de pelo es por estrés?

Identificar si la caída del cabello es causada por estrés puede ser un proceso complicado. Hay algunos indicadores que podrían sugerir una relación entre la caída del cabello y el estrés, como son.

  • Cronología: si la pérdida de cabello coincide con un período de estrés significativo (como eventos traumáticos, cambios o situaciones estresantes) podría indicar una conexión.
  • Patrón de pérdida de cabello: la caída del cabello relacionada con el estrés a menudo se manifiesta de manera difusa en lugar de patrones específicos como ocurre con la alopecia androgenética.
  • Salud mental: personas con antecedentes de ansiedad, depresión u otros trastornos mentales podrían tener una mayor susceptibilidad a la pérdida de cabello por estrés.
  • Cambios en el estilo de vida: si la caída del cabello coincide con cambios en el estilo de vida o hábitos relacionados con el estrés (falta de sueño, mala alimentación, etc.) podría estar relacionado.
  • Exclusión de otras causas: es importante descartar otras causas médicas de pérdida de cabello. Para ello, es esencial consultar con un especialista capilar.

Estrés y alopecia: la alopecia nerviosa causa de caída de cabello por estrés

La alopecia nerviosa suele ser el nombre por el que se conoce comúnmente la alopecia como consecuencia del estrés.

Causas generales de la alopecia por estrés o ansiedad

Cada vez son más los casos que se dan de este tipo de alopecia, en algunos casos tan evidente que se ven muchas calvas en la cabeza por estrés, algo que afecta tanto a hombres como a mujeres.

  • Con el ritmo y el tipo de vida actual,
  • Una alimentación en muchos casos inapropiada,
  • Situaciones familiares extremas y de nervios
  • Un impacto emocional
  • Depresión

¿Por qué y cómo aparece la alopecia por estrés?

Cuando sufrimos estrés durante un período continuado de tiempo, parte de los cabellos que se encontraban en fase anágena (de crecimiento) pasan de forma brusca a la fase telógena (o de caída), saltándose una fase y evitando que vuelva a crecer pelo nuevo en el folículo piloso mientras se mantiene la tensión en el mismo (tensión provocada por el estrés…).

Según los expertos, todo esto tiene que ver con el cortisol, una hormona/toxina que nuestro libera ante una situación de estrés.

Una gran cantidad de cortisol en nuestro cuerpo puede conllevar un gran problema, provocando a que nuestro organismo empiece a no funcionar al cien por cien.

En el caso concreto del cabello, el cortisol puede afectar a la circulación de la sangre (que se vuelve más lenta), también impide la correcta absorción del agua y algunos los nutrientes por nuestro cuero cabelludo, lo que afecta directamente al proceso y crecimiento de nuestro cabello.

whatsapp consultas tratamientos capilares banner

Diferencia entre la Alopecia nerviosa y alopecia areata

Dos términos que se suelen confundir, pero que no son lo mismo, ni provocan las mismas consecuencias.

En el caso de la alopecia areata, y aunque las causas aún no se conocen cien por cien, sí se sabe que están relacionadas con el sistema autoinmune del paciente que lo sufre. Además, este tipo de alopecia suele presentarse por lo general en forma de pequeñas placas redondeadas en cualquier zona del cuero cabelludo.

Por su parte, la alopecia nerviosa provoca una caída más generalizada del cabello y más homogénea.

La buena noticia de la caída del cabello por estrés: el pelo vuelve a crecer

Sin duda, lo más importante ante un diagnóstico de alopecia nerviosa o alopecia por estrés es saber que se trata de un tipo de alopecia temporal, reversible.

El pelo volverá a crecer una vez que los episodios de estrés o ansiedad terminen y el cabello recuperará sus ciclos normales, sin saltarse fases. Los folículos pilosos que quedaron “dormidos” en la fase telógena, pasarán a la fase anágena y volverán a producir pelo nuevo.

Por lo tanto, aunque el estrés es un factor desencadenante, la alopecia por estrés es a menudo reversible, siempre que se cuente con una gestión adecuada del estrés. Nuestro consejo es siempre que, ante el menor indicio de un problema capilar, consultes a un especialista o técnico capilar para una evaluación personalizada.

¿Cómo conseguir evitar la pérdida de cabello por estrés?

Siendo conscientes de nuestro problema de estrés o ansiedad e intentando ponerle remedio:

  • Cuidar más nuestra alimentación
  • Mejorar nuestras horas de sueño
  • Aumentar horas de descanso diario,
  • Practicando ejercicio de forma regular
  • Pidiendo ayuda profesional si sentimos que lo necesitamos para poner fin al problema personal.

En lo que se refiere al cabello, una vez hayamos desechado al estrés de nuestra vida, nuestro pelo regresará.

Tratamientos para recuperar el pelo perdido por situaciones estresantes

Mientras, podremos ayudar a que las condiciones sean las óptimas para que el pelo vuelva a crecer sano y fuerte con algún tratamiento que nos ayude a oxigenar el cuero cabelludo, a reactivar la circulación sanguínea del mismo, como:

  • El Láser capilar
  • Cualquiera de los tratamientos de Bioestimulación Capilar que existen en el mercado actualmente (BioDermia, Plasma Sanguíneo Rico en Plaquetas, CAPILAXIS, etc.).

Lo importante es ser siempre conscientes de cuál es nuestro problema para saber cómo luchar, con qué armas, para que sean realmente efectivas y no demos palos de ciego. Y para ello, insistimos, un buen diagnóstico es clave, así se recupera tu pelo.

No dudes en contactar con nosotros y solicitarlo de forma gratuita. Tu salud (y tu pelo) te lo agradecerán 😉

Minoxidil para alopecia por estrés: ¿es eficaz?

El Minoxidil ha demostrado sere efectivo para tratar la alopecia por estrés. Es un medicamento que se utiliza para tratar la caída del cabello, incluyendo episodios de efluvio telógeno, que está asociado con el estrés y la ansiedad. Este fármaco funciona dilatando los vasos sanguíneos en el cuero cabelludo, mejorando así la circulación de la sangre y estimulando los folículos pilosos para que entren en la fase de crecimiento. Es importante señalar que el Minoxidil es más efectivo en casos de pérdida de cabello temporal (como la alopecia por estrés) que en formas permanentes de alopecia. En Capilárea, es uno de los fármacos que utilizamos para Capilaxis (un tratamiento de Bioestimulación Capilar basado en una fórmula médica magistral exclusiva de Capilárea).

Alopecia areata y estrés: ¿están también relacionadas?

La relación entre la alopecia areata y el estrés no es del todo clara y puede variar de una persona a otra. La alopecia areata es una enfermedad autoinmune en la que el sistema inmunológico ataca a los folículos pilosos, provocando la pérdida del pelo en áreas concretas del cuero cabelludo (y también de otras zonas del cuerpo). Si bien el estrés no se considera una causa directa de la alopecia areata, algunos estudios sugieren que el estrés podría desencadenar o empeorar los episodios de pérdida del cabello en personas genéticamente predispuestas a esta enfermedad. El estrés puede afectar al sistema inmunológico y provocar respuestas inflamatorias, que podrían influir en la aparición de la alopecia areata.

¿Cómo detener la caída del cabello por estrés?

Cuando el estrés es la causa de una caída capilar, lo más importante es tomar las medidas necesarias para gestionar el estrés del paciente y mejorar la salud general del cabello. El deporte frecuente, el yoga, la meditación o cualquier actividad que propicie la relajación siempre será una ayuda importante. Recuerda que el ejercicio físico ayuda a reducir los niveles de estrés y a mejorar la circulación sanguínea. Una dieta equilibrada será también fundamental para combatir el estrés. Lo ideal es que sea rica en vitaminas y minerales esenciales para el cabello, como biotina, hierro, zinc. Los suplementos nutricionales específicos para la salud del cabello pueden ser una importante ayuda también. Dormir lo suficiente es determinante para combatir el estrés. La falta de sueño puede contribuir a la caída del cabello.

¿Qué productos elegir para tratar la alopecia por estrés?

Nuestra recomendación es usar siempre productos suaves para el pelo, que coincidan con tu tipo de cabello. Evita también el calor excesivo y cuida tu cuero cabelludo con exfoliantes capilares y mascarillas, para mantenerlo limpio e hidratado.

¿Cuánto dura la caída de cabello por estrés?

La duración de la caída del cabello por estrés puede variar de forma significativa de una persona a otra, y depende de diversos factores: la intensidad del estrés, la duración del evento estresante y la susceptibilidad individual. En muchos casos, una vez que se gestiona de forma correcta y se elimina la fuente de estrés, el cabello comienza a recuperarse. Pueden pasar varios meses antes de que se note una mejoría notable, ya que el cabello tiene un ciclo de crecimiento gradual.

¿Cuando se cae el pelo por estrés vuelve a crecer?

Así es, en la mayoría de los casos. Cuando el cabello se cae por estrés, vuelve a crecer una vez que se gestiona o elimina la fuente de estrés. La pérdida de cabello relacionada con el estrés a menudo está también asociada al efluvio telógeno, en el que el cabello entra prematuramente en la fase de reposo y luego se cae. Pero los folículos no están dañados permanentemente, sino que se trata de una caída temporal. El cabello puede regenerarse y volver a crecer.

¿Qué vitamina tomar para la caída del cabello por estrés?

Varias son lasa vitaminas y minerales importantes para la salud del cabello, y los suplementos pueden ser una importante ayuda a la hora de luchar contra la caída del cabello relacionada con el estrés. Algunas de las vitaminas y minerales que recomendamos son: Biotina (Vitamina B7, crucial en el crecimiento del cabello y la salud de la piel), Vitamina D (contribuye al cliclo de crecimiento del cabello y la regeneración celular), Hierro (la deficiencia de hierro puede contribuir a la caída del cabello), Vitaminas del complejo B (B1, B2, B3, B5, y B6, esenciales para la salud del cabello) y la Vitamina E (antioxidante que ayuda a mejorar la circulación sanguínea en el cuero cabelludo).

¿Qué es un cabello estresado?

Cuando se menciona que “el cabello está estresado”, normalmente se hace referencia a situaciones en las que el estrés contribuye a la aparición de problemas capilares, como la pérdida de cabello, adelgazamiento del mismo o cambios en su textura.

¿Qué otros efectos tiene el estrés en el pelo?

Además de la pérdida de cabello, el estrés también puede manifestarse en problemas capilares como cabello seco, quebradizo o con mayor propensión a problemas del cuero cabelludo, como la caspa.

Bibliografía