PIDE TU CITA AHORA
PIDE TU CITA AHORA
91 755 85 85

626 475 299

O déjanos tus datos y nos pondremos en contacto lo antes posible:
  • Los datos de contacto facilitados por usted se incorporarán a la base de datos de clientes/potenciales clientes de PROYECTOS EMPRESARIALES ALGARVE S.L. Doy mi consentimiento para el tratamiento de mis datos para concertar una cita y/o recibir información sobre tratamientos y/o productos capilares. Responsable del fichero: PROYECTOS EMPRESARIALES ALGARVE S.L. Finalidad: nuestra mutua relación comercial y promoción. Base jurídica: Consentimiento. Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros. Derechos: Acceso, oposición, rectificación, cancelación, portabilidad y limitación. Si quiere saber más, le recomendamos leer nuestra Política de Privacidad
  • 4 + 8 =
  • Error

Capilárea 19 de octubre de 2015

Volver el cabello blanco por un susto

La respuesta es NO. Es uno de esos muchos mitos que siempre hemos escuchado sobre el cabello, pero científicamente no es posible.

 

¿De dónde viene este mito del cabello blanco repentino?

 

Se remonta, ni más ni menos, a la época de María Antonieta y la Revolución Francesa. Se dice que, al saber que iba a ser guillotinada, el cabello de María Antonieta se volvió blanco de pronto. Desde luego, el disgusto no era para menos…

 

Si analizamos el caso con la información que tenemos hoy en día, el diagnóstico iría por otro lado. Lo más probable es que lo que realmente sufriera María Antonieta fuera una Alopecia Areata (también conocida como Síndrome de María Antonieta, en honor a esta reina) causada por el gran estrés de saber que muy pronto perdería la cabeza… literalmente.

 

Hay otros personajes históricos, como es el caso de Tomás Moro, quienes también incluyen en su biografía esta curiosa “anécdota capilar”. Pero, científicamente, es imposible que el cabello de una persona pierda su color de un día para otro, por muy tremendo que sea el susto…

 

La Alopecia Areata puede darse en algunos casos tras sufrir una etapa de estrés agudo, y suele ser habitual que se pierdan en poco tiempo los cabellos oscuros, dando lugar a una especie de “canicie súbita”, cuando este se recupera. Se sabe que esta enfermedad auto inmune ataca inicialmente a las raíces pigmentadas del pelo, que son las que caen. El cabello blanco, al no tener pigmento, no es atacado en primer lugar , de forma que se mantiene durante más tiempo.

 

Esto quiere decir que, probablemente, María Antonieta ya tenía el pelo bastante cano, con una tonalidad gris, y que pasó en poco tiempo de gris a blanco. De ahí el mito de que el susto ante su inminente muerte volvió su cabello blanco.

 

¿Por qué salen las canas?

 

Como ocurre con nuestra piel, el color de nuestro cabello también se debe a la Melanina, en concreto a la actividad de los melanocitos, un tipo de células que se encuentran en el bulbo piloso.

Existen dos tipos de Melanina:

– Eumelanina: producida por melanocitos con melanosomas grandes y elípticos.

– Feomelanina: producida por melanocitos con melanosomas pequeños y redondos.

 

Cuando predomina la Eumelanina, el color del pelo es negro. Cuando predomina la Feomelanina, el color del pelo es rojo o rubio.

 

Y es cuando estos melanocitos envejecen con el paso del tiempo, enferman o desaparecen, surge el color blanco, las llamadas canas o cabello blanco.

 

La edad del inicio de la canicie depende de factores genéticos, aunque sí es cierto que pueden intervenir como hemos visto otras enfermedades autoinmunes como la Alopecia Areata, ciertos tipos de anemia y problemas relacionados con la glándula tiroides.

 

En las personas de raza blanca, las primeras canas suelen empezar a aparecer en torno a los 34 años, mientras que en las personas de raza negra suelen aparecer algo después, alrededor de los 43 años. A los 50 años, alrededor de la mitad de la población tiene canas en el 50% de su cabello.

 

Otro dato curioso es que las canas se hacen por lo general más visibles antes en la barba y bigote que en el cuero cabelludo, siendo las sienes la primera zona de nuestra cabeza en empezar a lucirlas.

 

Para muchas civilizaciones y épocas, las canas o canicie han sido un símbolo de experiencia y sabiduría. Muchos son los que, hoy en día, deciden lucirlas orgullosos. Otros prefieren optar por dar color a su pelo mediante productos de coloración para seguir manteniendo una imagen más joven.

 

Sea cual sea tu caso, recuerda que puedes ponerte en contacto con nuestro equipo de médicos y tricólogos ante cualquier duda relacionada con la salud y la imagen de tu cabello.

 

Y recuerda, no hay susto lo suficientemente grande que haga posible que tu pelo se vuelva blanco de pronto… ¡Otro mito resuelto!

 

También te puede interesar