PIDE TU CITA AHORA
PIDE TU CITA AHORA
91 755 85 85

626 475 299

O déjanos tus datos y nos pondremos en contacto lo antes posible:
  • Los datos de contacto facilitados por usted se incorporarán a la base de datos de clientes/potenciales clientes de PROYECTOS EMPRESARIALES ALGARVE S.L. Doy mi consentimiento para el tratamiento de mis datos para concertar una cita y/o recibir información sobre tratamientos y/o productos capilares. Responsable del fichero: PROYECTOS EMPRESARIALES ALGARVE S.L. Finalidad: nuestra mutua relación comercial y promoción. Base jurídica: Consentimiento. Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros. Derechos: Acceso, oposición, rectificación, cancelación, portabilidad y limitación. Si quiere saber más, le recomendamos leer nuestra Política de Privacidad
  • 7 + 0 =
  • Error

Capilárea 22 de enero de 2016

Imagen de la Youtube Chikiyilla, con Alopecia Universal

A veces conoces a personas que son realmente admirables y de las que, sin duda, todos tendríamos mucho que aprender. Eso es lo que nos ha pasado a nosotros esta semana, que hemos tenido la suerte de charlar un ratito con Yolanda (o Chikiyilla, como se la conoce en Youtube y redes sociales).

 

Hace poco más de un año, le diagnosticaron Alopecia Universal. Como imaginaréis, para una chica de 24 años, apasionada por la moda y la belleza, que ya había puesto en marcha su canal en Youtube y que era seguida por miles de usuarios, no fue un momento fácil.

 

Su vida cambió, pero al contrario de lo que podamos pensar, no fue para peor. Yolanda decidió dejar de perder el tiempo lamentándose y coger el toro por los cuernos. Su vida seguía y no iba a permitir que el hecho de no tener pelo le arruinase tantos planes y cosas bonitas que tenía pendientes por vivir y disfrutar. Así que, con fuerza y una dosis extra de valentía, consiguió darle la vuelta a la tortilla y hacer de su problema una nueva oportunidad. Como en todo, Yolanda es un auténtico ejemplo de lo que cuenta es la actitud con la que nos enfrentamos a esas zancadillas que a veces nos encontramos en el camino…

 

Cuando empiezas con tu canal en Youtube, ¿ya conocías tu problema?

 

No, cuando empiezo a trabajar como blogger de belleza y moda aún no tenía Alopecia Universal. Lo puse en marcha hace más o menos dos años y medio. La alopecia apareció después, hace ahora un año.

 

¿Y cómo empiezas a darte cuenta de que algo pasaba?

 

Se me empezó a caer el pelo de los brazos y de los gemelos, de los tobillos… y cada vez tenía las cejas peor. Mis seguidores me lo comentaban al ver los vídeos. Me decían cosas como: “Te has pasado con la pinza de depilar…”. Fue entonces cuando me empecé a preocupar porque las cejas seguían cayéndose y cada vez tenía huecos más grandes. Hay vídeos en los que salía con media ceja, o con cuatro pelos…

 

¿Fue entonces cuando acudiste al dermatólogo?

 

Sí, y me dijo lo que me ocurría. Además de las cejas, en la cabeza ya empezaban a hacerse también más huecos y me confirmó que básicamente iba a perder todo el pelo del cuerpo, que era Alopecia Universal.

 

¿Y todo esto ha pasado en el último año?

 

Para que te hagas una idea, en Nochevieja de 2014 todavía tenía todo mi pelo. Mi primera peluca la compré en Semana Santa, por Abril, cuando ya no podía más… Primero me compré un flequillo postizo, porque se me empezó cayendo el pelo de la parte frontal de la cabeza, pero lo pasaba muy mal, porque se movía y se levantaba con el aire, y ya sabes cómo es la gente, que te mira mucho… Así que me compré la peluca y me rapé, porque aún me quedaba algo de pelo, pero era muy duro ver cómo se caía, por ejemplo cuando me lavaba la cabeza…

 

Imagino que al principio te afectó todo esto mucho emocionalmente…

 

Sí, se pasa mal. Mirar todos los días la almohada, ver cómo lo ibas perdiendo… te afecta mucho. Al principio, incluso guardaba el pelo que se caía… Pero poco a poco lo fui aceptando. Lo que más me preocupaba eran las cejas, así que decidí ponerme prótesis y me fue muy bien. Sí que es cierto que en arreglarme puedo tardar algo más y preocuparme de más cosas, pero sin embargo el tiempo que tarda otra persona en arreglarse el pelo yo me lo ahorro, porque la peluca está perfecta siempre.

Chikiyilla asegura que la Alopecia Universal le ha enseñado a ser más feliz

¿Hiciste algún tipo de tratamiento antes de asumir lo que te ocurría?

 

No, porque el diagnostico fue muy claro y decidí aceptarlo cuanto antes. Es cierto que hay tratamientos para la Alopecia Universal a base de hormonas, pero no siempre se consiguen resultados y no me apetecía pasar por este tipo de tratamientos, porque además tengo ciertos problemas de estómago, así que preferí asumirlo cuanto antes. Lloré muchísimo, porque es normal, es tu pelo, con el que has nacido y que no vas a recuperar… Pero luego al final te lo tomas como otra cosa más, y sigues adelante.

 

En tu entorno, ¿cómo lo tomaron? ¿Lo asumieron tan rápido como tú?

 

Bueno, no todos. Por ejemplo, a mis abuelos les dolió mucho, porque ellos desde el primer momento estaban muy preocupados por si estaba relacionado con algún otro problema de salud, como el cáncer (con lo que mucha gente lo suele asociar). Y, como además viven lejos, pensaban que les estaba mintiendo. Tuve que ir a visitarles para que vieran que estaba bien, que no tenía cáncer, y se quedaron más tranquilos. Sin embargo, mis padres, lo llevan muy bien, están muy ostumbrados, igual que mi pareja. Muchas veces ya no se fijan si llevo o no llevo cejas… Yo sigo siendo la misma, con o sin pelo.

 

Para su Alopecia Universal, Chikiyilla tiene más de 30 pelucas diferentes

 

¿Y tus seguidores? ¿Cómo vivieron el cambio? ¿Ha habido gente que no lo ha entendido?

 

Cuando estás públicamente en canales como Youtube, te enfrentas a opiniones y a gente de todo tipo. Hay mucha, muchísima gente que me apoya. Pero también he recibido insultos, y duele, pero sólo el primer día… Porque cuando lo piensas, te das cuenta de que no merece la pena. Hay quien opina que no me debería sentir orgullosa de llevar peluca, pero tienen que pensar que hay gente que no es ni siquiera capaz de verse ni de salir a la calle con una peluca. Yo me siento muy orgullosa de mi, de cómo lo he asumido, llevo la cabeza bien alta, la Alopecia Universal me ha enseñado a ser más feliz. Antes iba preocupada a la playa porque no se me mojara el pelo… Ahora voy calva y disfruto de bañarme sin preocuparme por el pelo. Lo único que sí me molesta son las cejas, porque es verdad que se me mete el agua en los ojos (ríe). Yo me lo paso igual de bien que antes, o mejor.

 

¿Crees que se conoce suficientemente bien en España este tipo de alopecia?

 

No, y ahí está el problema, que esta enfermedad no se conoce aún lo suficiente. En Estados Unidos es diferente, hay asociaciones, hay más apoyo. Pero aquí no. El otro día subí una foto sonriendo pero sin pelo ni cejas, y me hicieron un comentario en plan “Tienes que ser fuerte, tienes que seguir ahí, día a día, luchando…”. Le pregunté: “¿Qué enfermedad crees que tengo?”. Tienes cáncer, ¿no?” Le contesté que no, que era Alopecia Universal. Y entonces me decía: “Ah pues entonces nada, cuídate”. Me di cuenta de que, en el momento que supo que no era cáncer,  dejó de tener importancia. Y eso no me parece bien. Comprendo que una persona que tiene cáncer sufre mucho (obviamente no es lo mismo) pero también las personas con Alopecia Universal sufrimos. Es cierto que no hay dolor, pero la parte psicológica es muy dura, es muy difícil aceptarlo. Conozco casos de chicas con Alopecia Universal que se han intentado suicidar… Es muy fuerte levantarte un día y verte sin pelo. Lo primero que piensas es que nadie te va a querer así, pero no es cierto. ¿No quieren a la gente cuando se pone el pecho postizo? Pues esto es lo mismo. Eres la misma persona, aunque tengas que ponerte ciertos accesorios.

 

Pelucas de diferentes colores y formas son las que utiliza Chikiyilla para su alopecia universal

 

¿Y te los pones siempre?

 

No, no siempre. Hay momentos en que quiero llevar pelo y cejas y momentos en los que no. Por ejemplo, si quiero ir a un spa voy calva, sin peluca, sin cejas, porque voy mucho más cómoda. Salir a correr, lo mismo, es mucho más cómodo sin pelo, sin que sude… ¡con lo que molesta el pelo al hacer deporte! Pero es cierto que mucha gente no se plantea salir sin peluca porque no se atreven, por el miedo a que les miren, y hay cosas que con peluca no se pueden hacer. Yo he perdido el miedo al “qué dirán”, a que me miren. Si se ríen, no se ríen de mi, en realidad se están riendo de una enfermedad, de algo que no soy yo, que no he elegido. Y eso me parece tan patético que no le presto atención, me da igual, sinceramente. Hay gente que me ha llegado a decir que no lo tengo asumido porque me pongo peluca a veces, pero yo creo que hay momentos para todo, para querer verte con pelo y con cejas y para querer estar más cómoda.

 

¿Cómo ha cambiado tu forma de trabajar en Youtube en este último año?

 

Ahora me siento mucho más segura. Mi actitud es diferente, y eso lo notan. Voy pisando fuerte, como se suele decir. Al principio, mis seguidores se metían mucho conmigo porque veían un cambio… Pero ahora es diferente. Yo me “accesorizo” cada día, un día llevo el pelo rosa, otro azul… Tengo más de 30 pelucas y me las pongo todas, para mi son como los pendientes o la pulseras, y eso también me ha hecho ganar seguidores, diferenciarme. Antes no arriesgaba nada en el pelo, arriesgaba en la ropa. Ahora es al contrario, la atención se centra en el pelo y no en la ropa. No innovo nada en la forma de vestir. Ahora, va primero la peluca y luego lo demás, todo parte del pelo. La verdad es que ahora me lo paso muy bien, y hago vídeos que antes no hacía.

 

Si, después de lo que has vivido este año, pudieras echar marcha atrás y recuperar tu pelo… ¿Lo harías?

 

Pues aunque parezca increíble, no. He aprendido tantas cosas viviendo esto que ya no querría volver atrás. Me he dado cuenta de lo fuerte que era sin saberlo, no sabía que lo podía afrontar así. Jamás hubiera podido pensar que estando calva me iba a sentir tan a gusto, y es una de las cosas que me ha enseñado esta enfermedad.

 

¿Qué le recomendarías a alguien al que acaban de diagnosticar una Alopecia Universal?

 

Primero, que se mire y sonría mucho al espejo, porque hay quien recomienda (y no me gusta nada) quitar todos los espejos de tu vista, mirarte lo menos posible… No, tienes que mirarte y aprender a verte cómo de verdad eres para poder aceptar lo que ha pasado. Y después, que se atrevan a “accesorizarse”, que miren mis vídeos y todas las posibilidades que tienen. Yo ahora me siento como un lienzo en blanco, puedo transformarme en lo que yo quiera en cada momento, me siento mucho más libre y puedo cambiar mi imagen como me apetezca. También entiendo que otra persona, quizás con más edad, con hijos, lo vea y se lo tome de otra forma… pero creo que las pelucas y el resto de accesorios, en cualquier caso, tienen que ser un complemento que te ayude a ser como tú quieres, para seguir con tu vida, y siempre con la cabeza bien alta.

 

Y es que, como ella misma asegura: “Algunas cosas malas, pueden no estar tan mal”. Todo un ejemplo. ¡Gracias @Chikiyilla!