PIDE TU CITA AHORA
PIDE TU CITA AHORA
91 755 85 85

626 475 299

O déjanos tus datos y nos pondremos en contacto lo antes posible:
  • Los datos de contacto facilitados por usted se incorporarán a la base de datos de clientes/potenciales clientes de PROYECTOS EMPRESARIALES ALGARVE S.L. Doy mi consentimiento para el tratamiento de mis datos para concertar una cita y/o recibir información sobre tratamientos y/o productos capilares. Responsable del fichero: PROYECTOS EMPRESARIALES ALGARVE S.L. Finalidad: nuestra mutua relación comercial y promoción. Base jurídica: Consentimiento. Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros. Derechos: Acceso, oposición, rectificación, cancelación, portabilidad y limitación. Si quiere saber más, le recomendamos leer nuestra Política de Privacidad
  • 1 + 1 =
  • Error

Capilárea 19 de enero de 2016

Mujer con alopecia femenina y fuerte caída del pelo

Cada vez que te peinas, notas que se cae más cantidad de pelo… Tu coleta, poco a poco, se vuelva más y más fina… Empiezas a darte cuenta de que, en determinadas zonas, el cuero cabelludo comienza a clarear… ¿Te suena? Desgraciadamente, esa vieja creencia de que la calvicie era sólo cosa de hombres ya es historia, y el término alopecia femenina empieza a ser cada vez más frecuente entre las mujeres.

 

Según los expertos, cerca del 50% de las mujeres sufre en algún momento de su vida algún tipo de alopecia o problema de caída, algunos casos están relacionados con la herencia genética, pero lo curioso es que ciertos tipos de alopecia en mujeres cada vez más frecuentes responden a otros factores, como el estrés, las dietas poco equilibradas para perder peso, problemas y cambios hormonales…

 

Y ya sabemos la importancia que tiene el cabello en la imagen de una mujer… A lo largo de la historia, siempre ha sido uno de los pilares fundamentales y un icono de belleza. Por eso, perderlo supone un golpe muy duro y muy difícil de asumir, afectando a nuestra calidad de vida y dando lugar a problemas emocionales y psíquicos. ¿Cómo debemos enfrentarnos entonces a este tipo de problemas capilares? ¿Hay de verdad soluciones que nos ayuden? ¿Se puede evitar la alopecia femenina?

 

Lo más importante es saber que existen soluciones y tratamientos preventivos para cualquier tipo de alopecia. Como siempre, detectar a tiempo el problema, desde los primeros síntomas, es esencial para evitar que se convierta en algo más serio.

 

Hoy repasamos las causas y los tipos de alopecia más frecuentes en la mujer y te damos algunos consejos para que puedas hacerles frente de la forma más eficaz.

 

La calvicie total, muy poco frecuente.

El mayor miedo al darnos cuenta de que estamos perdiendo mucho más pelo de normal o de que incluso tenemos calvas y zonas despobladas en la cabeza es creer que vamos a quedarnos sin pelo…. ¡Tranquila! Que tengas una caída excesiva o un problema capilar concreto no quiere decir que vayas a perder todo tu cabello. Es cierto que se han dado casos de calvicie total en mujeres que sufren una alopecia areata total (con la pérdida total del cabello, que es posible volver a recuperar) o de alopecia areata universal (con la pérdida total de todo el cabello del cuerpo, que no suele poderse recuperar), pero éstos son los casos más extremos y menos frecuentes.

 

En las mujeres, a diferencia de los hombres, los folículos pilosos no llegan a agotarse del todo y siguen trabajando haciendo crecer el pelo. Por eso, si el problema de alopecia se detecta en sus primeras fases y se aplica el tratamiento adecuado, lo más normal es que se pueda recuperar el cabello sin llegar a una calvicie total.

 

Embarazo, postparto, menopausia: épocas para cuidar más tu pelo.

En la vida de una mujer, hay determinadas etapas que están asociadas a una pérdida mayor del cabello, y suelen estar relacionadas con un cambio hormonal. Por ello, es frecuente que entre los 25 y 30 años y con la llegada de la menopausia, tengamos una mayor caída de nuestro pelo por dichos cambios hormonales. En estas etapas, el porcentaje de hormonas masculinas en nuestro  organismo es mayor, y provoca el debilitamiento de los folículos pilosos, haciendo que nazca menos pelo y haya una mayor caída.

 

Lo mismo ocurre durante el embarazo y en el postparto, etapas con fuertes cambios hormonales en los que se suele dar una mayor caída de pelo en la mujer. Por ello, es importante que, durante estos periodos, observemos nuestro cabello y lo cuidemos de forma especial. Y, ante la más mínima sospecha de que algo no va bien, acudamos a un especialista para poner remedio y prevenir un problema mayor.

 

¿Alopecia Androgenética también en la mujer?

Aunque existen muchos tipos de alopecia (en hombres y mujeres) y cada caso es único, cuando tenemos en cuenta el factor genético nos estamos refiriendo a un tipo concreto de alopecia: la Alopecia Androgenética Femenina (FAGA), que surge como consecuencia de un gen heredado. Es lo que siempre hemos conocido como calvicie común y afecta a uno de cada dos hombres y una de cada cinco mujeres.

 

Pero no sólo la genética influye en este tipo de alopecia, factores como las hormonas y el envejecimiento juegan un papel esencial. Es decir, si a los genes de la calvicie y al nivel de envejecimiento de nuestras células a cierta edad les unimos unos niveles altos de andrógenos, las posibilidades de desarrollar una Alopecia Androgenética Femenina aumentan considerablemente.

 

Y, mientras en el hombre este tipo de alopecia afecta a la zona frontal y lateral de la cabeza (las entradas) hasta la coronilla, en la mujer se presenta de forma totalmente distinta. Lo normal es ir perdiendo volumen y densidad en el cabello durante las primeras fases hasta que ciertas zonas de la parte alta de la cabeza y la coronilla empiezan a clarear cada vez más hasta quedar despobladas del todo.


Como el resto de problemas capilares, también existen tratamientos y soluciones concretas para la Alopecia Androgenética Femenina. Y, como siempre, tratarla en sus primeras fases facilitará mucho las cosas y nos evitará problemas capilares más serios en el futuro.

Areatas, difusas, nerviosas… Las nueva alopecia femenina del siglo XXI

 

Hoy hablamos también de los llamados nuevos tipos de alopecia femenina, que asociamos muchas veces al ritmo y estilo de vida que llevamos actualmente. Son diferentes y cada una responde a diferentes causas pero, por lo general, suelen ser pérdidas de cabello temporales, es decir, en un porcentaje alto de los casos el pelo vuelve a crecer pasado un tiempo. Pueden ser más o menos severas, disminuyendo la densidad del pelo de forma homogénea en todo el cuero cabelludo, presentando pequeñas placas sin cabello…

 

Mujer joven con estrés y problemas de alopecia femenina

 

¿Qué factores pueden llegar a desencadenar una alopecia femenina? Un ejemplo serían las dietas poco equilibradas para perder peso, tan comunes en esta época del año, y que pueden salirnos muy caras y afectar a nuestro pelo. Si nuestra alimentación presenta carencias de hierro y de ciertas vitaminas imprescindibles para que nuestro cabello esté sano, lo más seguro es que terminemos por sufrir una mayor caída capilar.

 

También trastornos como la depresión, el estrés o la ansiedad continuados pueden dar lugar a problemas de alopecia nerviosa, alopecia difusa, alopecias de tipo autoinmune como la Alopecia Areata, etc., problemas cada vez más frecuentes entre las mujeres.

 

En otros casos, ciertos tipos de alopecia van asociados a problemas o enfermedades concretas (tumorales, tiroides, infecciosas, etc.). En la mujer, una causa muy frecuente de caída del cabello son los problemas ginecológicos, para los que la prevención y las revisiones periódicas juegan un papel esencial.

 

Lo realmente importante, sea el tipo de alopecia que sea, es dar con la causa que lo está provocando para eliminarla. Un diagnóstico correcto junto con un buen tratamiento capilar que ayude a favorecer el nacimiento de cabello nuevo, hará posible frenar la caída y recuperar tu pelo y tu imagen de siempre.

 

Soluciones y tratamientos eficaces para la alopecia femenina

Permíteme que insista 😉 : “TODO PROBLEMA CAPILAR TIENE SOLUCIÓN”

 

Es importante que esto esté claro, porque muchas personas (mujeres también) se resignan a vivir sin pelo porque creen que no habrá una solución que les permita recuperarlo. Ya hemos mencionado cómo un problema de alopecia femenina puede afectar a nuestra autoestima, emocional y psíquicamente. Por mucho que nos resignemos y tratemos de asumir nuestra alopecia, nuestra imagen sufre un cambio que nuestro cerebro no es capaz de aceptar. Por ello,  es esencial encontrar una solución rápida y eficaz para volver a vernos y sentirnos bien cuanto antes.

 

Tratamiento de láser capilar para alopecia femenina

 

Como hemos dicho muchas veces, no hay un único caso ni un único tipo de alopecia femenina, por lo que los tratamientos y soluciones capilares también son muy diversos. Dependiendo del caso, del tipo de alopecia y de la causa que lo provoque, podremos optar por:

 

TRATAMIENTOS CAPILARES PREVENTIVOS (para estimular y favorecer eficazmente el crecimiento del pelo):

 

Láser Capilar de Baja Potencia: fortalece tu cabello y previene su caída. El láser trabaja sobre la raíz de tu pelo, reactivando la circulación sanguínea, aumentando la producción de colágeno y llevando los nutrientes y el oxígeno hasta la raíz.

 

Tratamientos de Bioestimulación con Minoxidil: llevamos a la raíz del problema una formulación de Minoxidil exclusiva y personalizada, 100% eficaz, que consigue reactivar el crecimiento de nuevos cabellos.

 

Tratamiento de Bioestimulación con Plasma Sanguíneo Rico en Plaquetas: utiliza las propiedades regenerativas de tu sangre para regenerar las células del cuero cabelludo y favorecer la creación de nuevos vasos sanguíneos.

 

Tratamiento de Bioestimulación BioDermia: un tratamiento sin cirugía pero que consigue llegar y actuar en las capas más profundas de la piel, con excelentes resultados.

 

Multiterapia: muchas veces, la mejor forma de garantizar y acelerar los resultados es la combinación de las terapias y tratamientos adecuados a tu problema capilar. Es lo que nosotros llamamos Multiterapia.

 

SOLUCIONES DEFINITIVAS SIN CIRUGÍA (para recuperar tu imagen rápidamente y de forma natural):

 

Sistemas de Integración Capilar: la solución para aumentar volumen y densidad y acabar rápidamente con aquellas zonas despobladas de pelo.

 

Prótesis y pelucas: artesanales, de pelo natural, cómodas y 100% a medida.

 

SOLUCIONES DEFINITIVAS CON CIRUGÍA (para recuperar tu imagen de forma gradual y natural):

 

Microinjerto capilar: una técnica también usada en mujeres y recomendada en aquellos casos que no se consigan los resultados esperados mediante tratamientos y para quienes quieren recuperar su cabello de forma natural y progresiva, mediante injertos de su propio pelo.

 

Prevención, prevención, prevención…

 

Al igual que cuidas tu salud bucal visitando al dentista cada año o tu salud ginecológica mediante revisiones periódicas, si quieres mantener sano tu pelo, tendrás que cuidarlo y prevenir posibles problemas. La única forma de prevenir es detectar a tiempo cualquier síntoma que pueda desembocar en un problema real.

 

Por eso, ante la menor sospecha de que algo no va bien, nuestra recomendación es que acudas a un profesional  capilar para analizar y conocer el estado real tu cabello.

 

Y recuerda que, si cuidas y mantienes adecuadamente tu pelo, ¡no tienes por qué perderlo jamás! Un propósito que merece la pena para este nuevo año, ¿no te parece?

 

También te puede interesar