PIDE TU CITA AHORA
PIDE TU CITA AHORA
91 755 85 85

626 475 299

O déjanos tus datos y nos pondremos en contacto lo antes posible:

Capilárea 4 de septiembre de 2018

Imagen sobre recuperar tu pelo tras el verano

¿De vuelta a la rutina y al día a día? Cuesta, lo sabemos. Pero es hora de una buena puesta a punto, sin olvidarnos del pelo, por supuesto 😉

 

Si has estado en la playa o la montaña, es más que probable que el sol, el calor, el viento, el cloro, el salitre…. hayan pasado factura a tu cabello (sobre todo si no lo hemos protegido demasiado). ¿Lo notas más seco, apagado, frágil y deshidratado de lo habitual? Tranquil@, no tienes por qué preocuparte, pero sí ponerte manos a la obra para recuperar cuanto antes nuestra imagen de siempre.

 

¿Cómo recuperar tu pelo tras el verano? ¿Es necesario cortar por lo sano para librarnos de las famosas puntas abiertas? ¿Hay otras soluciones? ¿Qué podemos hacer para volver a lucirlo tan bonito y sano como antes del verano?

 

Sobre todo…¡que no cunda el pánico! No olvides que el otoño es la época perfecta para restaurar, rehidratar y devolverle el vigor y el buen aspecto a nuestro cabello. Además, es el momento ideal también para prepararlo de cara al invierno (otra de las épocas en las que más sufre, aunque no lo creas). Lo más inteligente ahora es tomar nota de estos consejos, y te será muy sencillo recuperar tu pelo tras el verano.

 

1.- ¡Adiós puntas abiertas!

 

¿Sabías que el cabello está compuesto fundamentalmente por una proteína (la famosa “Queratina”) perfectamente ordenada? Durante el verano, con el sol, el calor, el agua, el cloro… se modifica (o desordena) , provocando que el  pelo se quiebre y rompa con más facilidad y abriendo sus puntas, es decir, la parte inferior del tallo.

 

Para remediarlo (o evitar en la medida de lo posible que suceda), lo que recomendamos siempre después del verano (y antes también) es acudir a tu estilista para cortar el cabello (lo que conocemos como sanear las puntas). De esta forma, evitaremos que, si las puntas se han abierto, el tallo se siga rasgando y abriendo cada vez más.

 

Si, por el contrario, has hecho los deberes este verano protegiendo el cabello del sol, aire, mar… y notas que no está muy dañado, quizás puedas evitar cortarlo mediante un tratamiento de Queratina (que hará que esa estructura de proteínas vuelva a ordenarse y te permitirá recuperar la humedad, brillo y salud que hayas podido perder). Cien por cien recomendable 😉

 

2.- Un extra de suavidad y brillo al cabello (que nunca están de más…)

 

Es importante distinguir o diferenciar los tratamientos capilares de Queratina y los que básicamente se entienden como alisadores del cabello. Nada tienen que ver unos con otros. Un tratamiento capilar de Queratina es una terapia correctiva o reparadora. A través de él, lo que hacemos fundamentalmente es aplicar una serie de preparados dirigidos a corregir y sellar esos huecos que se han abierto en la estructura de nuestra fibra capilar. Los resultados de un tratamiento de Queratina son inmediatos: verás enseguida cómo el cabello ha ganado un extra de suavidad e hidratación. Con este tipo de tratamientos lo que conseguimos es que la queratina penetre en profundidad en el cabello, hasta la fibra capilar (la cutícula), rellenando esos puntos donde nos hemos quedado sin ella y reparando los daños.

 

Además, evita el efecto mate del cabello al recuperar el brillo de tu pelo. Lo deja más suave, sedoso y liso, facilitando su peinado. En Capilárea lo recomendamos después del verano especialmente, y puede tener una duración de hasta 2 meses (aunque, como siempre insistimos, la duración siempre dependerá de cada caso y tipo de cabello, de lo dañado que esté, etc.).

 

3.- Recuperar tu cabello tras el verano. ¡Hazlo desde casa!

 

Recuerda esto como una especie de mantra: es esencial emplear productos capilares de calidad si queremos tener buenos resultados. Siempre. Lo que pretendemos es asegurarnos de que nos ayuden a devolver la suavidad, la hidratación y la salud a nuestro cabello, que nos permitan reparar la estructura capilar que ha sido dañada.

 

Si utilizamos productos que no vayan con nuestro tipo de cabello y cuero cabelludo, lo que conseguiremos será el efecto contrario: que lo resequen aún más. O que, en un intento de hidratar, nos produzcan una sensación de exceso de grasa y suciedad en el cabello… Por ello, siempre recomendamos desde Capilárea optar por la calidad y por el producto adecuado para cada tipo de cabello. Aquí, el asesoramiento con un profesional será muy importante. ¿Estás segur@ de que los productos que sueles utilizar para tu cabello son los que mejor te van? Si dudas, mejor consulta 😉

 

4.- Exfoliación, limpieza e hidratación capilar

 

Estos son los tres pasos fundamentales para devolver desde casa a nuestro cabello su aspecto de siempre:

 

Exfoliación capilar. ¡OJO! En el mercado existen mucho exfoliantes capilares, pero sólo actúan en el tallo, no el cuero cabelludo, que es donde realmente más suciedad, grasa y restos se acumulan con el paso del tiempo.

 

Un buen exfoliante capilar limpiará en profundidad tanto el cuero cabelludo como el cabello, arrastrando todo resto de salitre, cloro, restos de queratina de un tratamiento anterior… Es el complemento perfecto al champú de tratamiento que comentábamos, ya que preparará cuero cabelludo y tallo para que absorben mejor los ingredientes del champú y hacer que éste tenga un mayor efecto. Los resultados serán mejores. No son fáciles de encontrar, pero existen buenos productos.

 

En Capilárea hemos lanzado el exfoliante Alfa – Hidroxiácidos 3.2, perfecto para eliminar toxinas, células muertas y acabar con el exceso de grasa del cuero cabelludo. También lo recomendamos para pacientes con caspa o cueros cabelludos muy grasos, ya que alivia el picor, facilita la circulación sanguínea y hace posible que se absorban mejor los nutrientes que necesita nuestro cabello para recuperarse de los estragos del verano.

 

El champú adecuado. Es importante elegir un champú que limpie en profundidad, pero que al mismo tiempo sea suave y no irrite nuestro cuero cabelludo, algo sensible después de haberle expuesto al sol, al calor y al agua en verano.

 

Uno de los favoritos de nuestros pacientes es el Champú Regulador epidérmico 2.1 de Capilárea, que es suave pero limpia en profundidad, y además mejora la circulación sanguínea en el cuero cabelludo. Es un champú perfecto para evitar irritación o inflamación por efectos del sol por ejemplo, al mismo tiempo que ayuda a nutrir e hidratar el tallo del cabello dañado.

 

Hidratación para recuperar la humedad perdida. Sobre todo en el caso de cabellos muy secos, nuestro consejo es pasar a un tratamiento hidratante, como la mascarilla de Reparación Profunda 3.1 de Capilárea, especialmente indicada para la regeneración de los cabellos debilitados y/o sensibles.

 

Con ella estaremos aportando al tallo de nuestro pelo la nutrición, hidratación, brillo, suavidad y vitalidad que había perdido. Deja el pelo muy suelto, nada apelmazado ni graso. Y es muy agradable, ya que tiene un formato espuma muy fácil de aplicar, con el pelo humedecido. Nuestro consejo: utilízalo entre 1 y 2 veces a la semana, sobre todo en estos meses, justo tras el verano.

 

5.- Cómo debes aplicar los productos de tratamiento correctamente

 

Recomendaciones de expertos capilares que nunca están de más y que te ayudarán a lucir un pelo más bonito y cuidado. Lo notarás (y lo notarán…):

 

1.- Al aplicarlos, realiza siempre un masaje suave sobre el cuero cabelludo. Esto conseguirá estimular la circulación sanguínea y facilitará el aporte de nutrientes hasta la raíz del cabello.

 

2.- Nunca utilices las uñas al masajear ni al aplicar cualquier producto. Recuerda hacerlo de forma suave, circular, y empleando solo las yemas de los dedos, para no irritar el cuero cabelludo.

 

3.- Procura mantener el producto al menos de 2 a 3 minutos sobre el cuero cabelludo, para dejar tiempo suficiente para que sus ingredientes penetren, limpien, actúen… Las prisas nunca son buenas. Procura dedicarle al lavado del cabello el tiempo suficiente para que no queden restos que puedan provocar después irritación, picor, caspa…

 

4.- El aclarado, siempre con agua más fría (al menos el último aclarado), lo que ayudará a que las escamas de la cutícula se cierren y el pelo quede con un efecto más brillante. Si te acostumbras poco a poco, verás rápidamente los resultados.

 

Con estas sencillas pautas, y si tus puntas no están demasiado dañadas, podrás ir recuperando tu pelo tras el verano sin tener que pasar obligatoriamente por tu salón de peluquería (aunque como te decimos, sí es aconsejable al menos hacerse 2 o 3 cortes al año).

 

Una puesta a punto antes de que llegue el invierno será esencial, y utilizando este tipo de productos también previenes otros problemas capilares que puedan surgir como efecto del verano: más grasa, caspa, picor, irritaciones… e incluso favorecerás la circulación sanguínea del cuero cabelludo y facilitarás el aporte de nutrientes, por lo que también podrás prevenir en cierta medida la caída del cabello.

 

Haz que la vuelta a la rutina de tu cabello sea más fácil que nunca y consigue una melena sana y bonita en muy poco tiempo.

 

Y (como siempre) ante cualquier duda, no dejes de consultarnos. Estaremos encantados de poder ayudarte 😉 Si quieres conocer más de cerca toda nuestra gama de productos de higiene y tratamiento capilar, no olvides acceder a nuestra tienda online especializada en cuidado capilar profesional: https://tienda.capilarea.com