PIDE TU CITA AHORA
PIDE TU CITA AHORA
91 755 85 85

626 475 299

O déjanos tus datos y nos pondremos en contacto lo antes posible:
  • Los datos de contacto facilitados por usted se incorporarán a la base de datos de clientes/potenciales clientes de PROYECTOS EMPRESARIALES ALGARVE S.L. Doy mi consentimiento para el tratamiento de mis datos para concertar una cita y/o recibir información sobre tratamientos y/o productos capilares. Responsable del fichero: PROYECTOS EMPRESARIALES ALGARVE S.L. Finalidad: nuestra mutua relación comercial y promoción. Base jurídica: Consentimiento. Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros. Derechos: Acceso, oposición, rectificación, cancelación, portabilidad y limitación. Si quiere saber más, le recomendamos leer nuestra Política de Privacidad
  • 5 + 9 =
  • Error

Capilárea 25 de junio de 2018

Imagen de mitos sobre la alopecia

Por causas genéticas, durante el embarazo, en el postparto, como consecuencia de períodos de estrés o de una mala alimentación, al llegar la menopausia, etc. Casi todos hemos sufrido problemas capilares en algún momento o etapa de nuestra vida, y hemos visto cómo nuestro cabello se debilitaba e incluso caía en mayor o menor medida.

 

Pero, ¿sabemos realmente qué es lo que provocaba esa alopecia? Seguro que has oído hablar mucho acerca del cabello y de sus posibles problemas, cuidados, consejos… Pero no todo lo que se dice es cierto. Existen muchos falsos mitos sobre la alopecia y la caída del pelo que hoy vamos a repasar y aclarar, para que no haya lugar a dudas y puedas cuidar tu cabello de la mejor forma posible. ¡Empezamos!

 

Mitos sobre la alopecia. Lo que te contaron, no era verdad…

 

1.- Lavarse mucho el pelo hace que se debilite y favorece su caída

 

FALSO. Seguro que te duchas casi a diario, pero no por ello habrás notado que tu piel sufra o se debilite… Lo mismo ocurre con nuestro cabello. Como ya hemos mencionado en muchas ocasiones, desde Capilárea siempre os recomendamos lavar el cabello con tanta frecuencia como necesites (va a variar dependiendo de tu actividad física y profesional, el funcionamiento de tu glándula sebácea, etc.). No temas lavarlo a diario, si es lo que necesitas (por ejemplo, si vas a menudo al gimnasio o realizas deporte, incluso ahora en verano con las piscinas y la playa). Tampoco es cierto que el agua caliente favorezca la caída del cabello, no hay ninguna evidencia científica de que esto sea así, aunque sí recomendamos a nuestros pacientes usar siempre agua templada para hacer más agradable el lavado. Lo verdaderamente importante es elegir bien los productos capilares que utilizas: champú capilar suave, mascarilla, exfoliante capilar… Los productos de calidad (adecuados al ph de tu piel, a tu tipo de cabello) y la frecuencia de lavado del cabello son la verdadera garantía de un pelo cuidado y sano.

 

2.- Mi padre es calvo, yo no tengo solución

 

FALSO (SOLO SI TÚ QUIERES). Es cierto que la Alopecia Androgenética es hereditaria, y que si tu padre la sufre tengas una alta probabilidad de tener que lidiar con ella también. Pero otra cosa es que lo asumas sin más, resignándote y sin luchar. Como os hemos explicado en muchas ocasiones, hoy en día contamos con diferentes tratamientos capilares para hombres y mujeres que han probado su eficacia contra la caída del cabello y la regeneración del pelo: desde el Microinjerto hasta el Láser Capilar, pasando por tratamientos de Bioestimulación capilar (Minoxidil, BioDermia, Plasma Rico en Factores de crecimiento…). Lo esencial es ponerse en manos de profesionales para determinar el diagnóstico y encontrar el tratamiento o solución capilar que nos ayude a poner fin a la alopecia. Y, como en todo, la prevención es esencial: una Alopecia Androgéntica será mucho más fácil de tratar y frenar si la abordamos en sus fases iniciales.

 

3.- Tomar mucho el sol es peligroso para el cabello, provoca su caída

 

FALSO. Lógicamente, hemos de cuidarnos al exponernos al sol (sobre todo en verano). Proteger nuestra piel con protectores solares para evitar el efecto dañino de los rayos ultravioleta, pero también nuestro cabello. También existen protectores para el cabello, e incluso recomendamos utilizar mascarillas y acondicionadores en la playa y la piscina para proteger el tallo del sol (por supuesto, lo mejor es un gorro, pañuelo, etc., que nos ayudarán a proteger el cabello y el cuero cabelludo). Pero el efecto de los rayos ultravioletas no afectan a los folículos pilosos de nuestro cuero cabelludo, por lo que no hay forma de que puedan provocar su caída. Otro de esos mitos sobre la alopecia que no es cierto 😉

 

4.- La abstinencia sexual hace que se detenga el proceso alopécico

 

FALSO. Un mito que no tiene pies ni cabeza y que, sin embargo, suele encontrarse al navegar por Internet en busca de información sobre la salud de nuestro cabello. Tenlo claro: la actividad sexual no afecta a la salud de tu pelo, ni para bien ni para mal, por lo que no tienes que hacer caso a esta extraña teoría.

 

5.- Las planchas, el secador y el tinte hacen que el pelo se caiga

 

FALSO. Ni el secador, ni las planchas ni el tinte actúan sobre los folículos pilosos, sino sobre el tallo. Si abusas de ellos, lo más que puede ocurrir es que acabes quemando o resecando el cabello. Es cierto que el pelo se verá más apagado, sin tanto brillo, pero si está sano, no tiene por qué caerse. Un buen corte de pelo de vez en cuando para sanear las famosas ‘puntas abiertas’ y el empleo de protectores del cabello ante el calor, mascarillas, acondicionadores, etc., hará que mantengas tu pelo sano y bonito (y con el look que te guste). Solo tienes que mimarlo y cuidarlo para lucirlo siempre radiante.

 

Como ves, mucho se habla del cabello y de los mitos sobre la alopecia, pero no todo lo que se dice es cierto (o está explicado al detalle). Ocurre igual con otro tema que seguro has escuchado muchas veces: si cortas el pelo frecuentemente, crecerá más fuerte. Pues bien, no es exactamente así. Al cortar el cabello podemos sentirlo más fuerte, cierto. Pero el motivo es que el tallo capilar suele ser más ancho cuanto más nuevo es, de ahí que lo percibamos más fuerte. Algo parecido ocurre cuando cortamos el césped, por ejemplo. Parece que al cortarlo es más fuerte, pero ocurre lo mismo: en su base, el tallo es más ancho y parece más fuerte.

 

Lo verdaderamente importante para mantener tu cabello sano es cuidarlo a diario, lavándolo siempre que lo necesites, con los productos adecuados; alimentándote bien (para que tu organismo lleve hasta el cuero cabelludo todos los nutrientes que necesita para que el pelo crezca sano y fuerte); protegiéndolo del sol, el agua, el cloro, la sal en verano… Y, ante el menor síntoma de que algo no va bien, de que se cae con más facilidad y en mayor cantidad que antes, acudir a un especialista que te aconseje y asesore para saber si es algo temporal o si de verdad necesitas un tratamiento capilar que evite su caída. La alopecia hoy en día se previene y se vence. Solo tienes que dar con la clave y anticiparte a su aparición o avance.