DIAGNÓSTICO GRATUITO
DIAGNÓSTICO GRATUITO
91 755 85 85

626 475 299

Llama ahora, escríbenos un WhatsApp o déjanos tus datos para concertar tu cita.
  • Los datos de contacto facilitados por usted se incorporarán a la base de datos de clientes/potenciales clientes de PROYECTOS EMPRESARIALES ALGARVE S.L. Doy mi consentimiento para el tratamiento de mis datos para concertar una cita y/o recibir información sobre tratamientos y/o productos capilares. Responsable del fichero: PROYECTOS EMPRESARIALES ALGARVE S.L. Finalidad: nuestra mutua relación comercial y promoción. Base jurídica: Consentimiento. Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros. Derechos: Acceso, oposición, rectificación, cancelación, portabilidad y limitación. Si quiere saber más, le recomendamos leer nuestra Política de Privacidad
  • 6 + 9 =
  • Error

Capilárea 30 de marzo de 2016

Áreas de un Microinjerto capilar

¿Sabías que el Microinjerto es uno de los temas más habituales en las consultas de los dermatólogos? Así lo reflejaba un reciente estudio realizado por la  Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV). Alrededor de un 20% de las consultas sobre Dermatología están relacionadas con la caída del cabello y los problemas de alopecia. Y muchos (sobre todo hombres, pero también cada vez más mujeres) ven en el Microinjerto o trasplante capilar la mejor solución para seguir manteniendo su imagen.

 

Pero, ¿puede todo el mundo apostar por un Microinjerto? ¿Es aconsejable en cualquier tipo de alopecia? ¿Existen diferentes técnicas? ¿Cómo saber por cuál apostar en cada caso?

 

Microinjerto capilar: ¿Igual para hombres y mujeres?

 

Se trata de una solución capilar definitiva que ha evolucionado mucho durante los últimos años, consiguiendo unas tasas de éxito muy altas y permitiendo recuperar el pelo perdido por diversos factores.

 

Seguro que recuerdas ejemplos muy recientes de deportistas y celebrities que han apostado por esta técnica durante los últimos años: José Bono, Iker Casillas, El Cholo Simeone… quienes han podido recuperar su imagen, y además de forma gradual, natural y sin posibilidad de rechazo, ya que el pelo que se implanta es del propio paciente.

 

Y, ¿en qué consiste? Se trata de una cirugía menor, sencilla, que no requiere hospitalización y en la que sólo se emplea anestesia local, por lo que resulta muy sencillo decidirse por ella. Básicamente, un Microinjerto consiste en extraer pelo (más concretamente unidades foliculares) de una zona sana del cuero cabelludo (normalmente la zona de la nuca, donde el pelo nunca se cae) para implantarlo después en aquellas áreas de la cabeza que han quedado despobladas y que queremos recuperar. En el caso de los hombres, estas zonas suelen ser las entradas, la coronilla y la parte frontal de la cabeza. En las mujeres las zonas afectadas por la alopecia normalmente se localizan en la parte superior y se mantiene la primera linea frontal con pelo. Además, el Microinjerto femenino no sólo se reduce a recuperar el cabello perdido en la cabeza. Muchas mujeres también optan por el implante para recuperar el vello en otras zonas, como por ejemplo las cejas, con unos resultados realmente buenos.

 

Y, en ambos casos, como el cabello de las unidades foliculares que se trasplanta sigue con su proceso de crecimiento normal, en poco tiempo podremos empezar a ver cómo nuestro pelo o vello resurge de nuevo, algo que influye muy positivamente en la autoestima de quien está pasando por un problema de alopecia o de caída capilar.

 

Técnicas FUSS y FUE de Microinjerto. ¿Cuál elegir?

 

Como decíamos al principio, en los últimos años se ha avanzado mucho en cuanto a técnicas y metodologías capilares, sobre todo en lo referente a trasplante capilar. Hoy en día, podemos distinguir entre dos técnicas de Microinjerto: FUSS y FUE. En la primera, se le extrae al paciente una tira de cuero cabelludo de la nuca. Después, en el laboratorio, se secciona dividiendo unidad folicular por unidad folicular, para clasificarlas después según el número de cabellos que tienen (que puede ser desde 1 hasta 4 por unidad folicular). El cirujano marcará a continuación las áreas de la cabeza que se quieren recuperar, e irá implantando una a una las unidades foliculares en el mismo ángulo y dirección del pelo, por lo que el efecto que se consigue es totalmente natural e indetectable. Tan sólo quedará una pequeña cicatriz en la parte de la nuca, que quedará tapada por el pelo y no se notará nada.

 

La técnica FUSS de Microinjerto capilar está especialmente indicada en aquellos casos de Alopecia Androgenética (en hombres y mujeres), sobre todo si está bastante avanzada y con otros tratamientos preventivos no se consiguen los resultados deseados en cuanto a densidad se refiere.

 

La técnica FUE es muy similar. La principal diferencia entre las dos es que, en este caso, no se extrae una tira de cuero cabelludo, sino las unidades foliculares una a una (utilizando para ello una especie de bisturí circular), que se implantan en las áreas donde queremos recuperar nuestro pelo. En este caso, no hay cicatriz, aunque queda una pequeña marca circular. Lo que sí es necesario es rapar bien la cabeza a la hora de realizar el Microinjerto. Se trata de un método algo más lento que la técnica FUSS, ya que la intervención lleva más horas de quirófano. Está especialmente indicado en casos de alopecias menos avanzadas, para tapar cicatrices o para recuperar el pelo de las cejas, barba…, donde los resultados son realmente buenos.

 

Con ambas técnicas, a partir de los 3 meses aproximadamente, el paciente puede empezar a ver los primeros resultados, que irán incrementándose hasta los 12 meses, cuando habrá recuperado por completo su pelo y su imagen.

 

¿Es viable el Microinjerto para cualquier tipo de alopecia?

 

Desgraciadamente, no. Dependerá siempre del tipo de alopecia y de la patología concreta que sufra el paciente. Lo recomendamos como solución definitiva muy eficaz frente a una Alopecia Androgenética para disimular cicatrices, recuperar el pelo de cejas y barba (algo que cada vez tiene más demanda..).

 

Por otra parte, no sería viable ni aconsejable, por ejemplo, en casos de Alopecias Areatas,  Universales, Totales, etc. Aunque corramos el riesgo de ser repetitivos…, seguimos insistiendo en que lo fundamental es contar con un buen diagnóstico sobre nuestro problema capilar, para poder trabajar en consecuencia. Al fin y al cabo, se trata de dar en la diana y actuar con la mayor rapidez y eficacia posibles, ¿no?

 

Recuerda: antes de lanzarte de lleno a por un Microinjerto, consulta con tu especialista, solicita un análisis detallado de tu caso y conoce cuál es el diagnóstico de tu problema. Es la forma más inteligente de actuar sin dar palos de ciego.

 

También te puede interesar