DIAGNÓSTICO GRATUITO
DIAGNÓSTICO GRATUITO
91 755 85 85

626 475 299

Llama ahora, escríbenos un WhatsApp o déjanos tus datos para concertar tu cita.
  • Los datos de contacto facilitados por usted se incorporarán a la base de datos de clientes/potenciales clientes de PROYECTOS EMPRESARIALES ALGARVE S.L. Doy mi consentimiento para el tratamiento de mis datos para concertar una cita y/o recibir información sobre tratamientos y/o productos capilares. Responsable del fichero: PROYECTOS EMPRESARIALES ALGARVE S.L. Finalidad: nuestra mutua relación comercial y promoción. Base jurídica: Consentimiento. Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros. Derechos: Acceso, oposición, rectificación, cancelación, portabilidad y limitación. Si quiere saber más, le recomendamos leer nuestra Política de Privacidad
  • 3 + 7 =
  • Error

Capilárea 25 de agosto de 2021

cabello en verano errores

¿No has acabado aún las vacaciones y notas que tu pelo ya empieza a mostrar los estragos del verano? Sin saberlo, quizás lo estés perjudicando con ciertas acciones y hábitos muy comunes durante la época estival, y que creemos inofensivos. Pequeños gestos que, sin embargo, pueden dañar nuestro cabello en verano más de lo que pensamos (y no hablamos solo del tallo, sino también del cuero cabelludo).

 

Con la ayuda de nuestra tricóloga en Capilárea, Soledad Gómez, repasamos algunos de los errores más comunes que comentemos con nuestro cabello en verano y aprendemos algunos trucos para evitarlos.

 

1.- Tomar el sol sin proteger el cabello

 

Ya lo hemos comentando en anteriores post: igual que protegemos nuestra piel, debemos proteger del sol nuestro cabello en verano. Pasar horas y horas en la playa, la piscina o la montaña sin proteger nuestro pelo puede provocar quemaduras solares.

 

¿Y cómo se producen estas quemaduras? Los rayos ultravioletas afectan sobre todo al tallo del cabello, dañando la queratina. Esta proteína es la encargada de aportar color y brillo a nuestro pelo, de forma que, cuando se ve afectada por el sol, no puede cumplir su misión. Es entonces cuando empezamos a notar nuestro cabello más apagado, seco, sin brillo.

 

El consejo de nuestra tricóloga: Usa siempre algún elemento para mantener a tu cabello alejado de las quemaduras solares: gorro, pañuelos, etc. Para los días intensos de sol en la playa o la piscina, también es importante aplicar algún protector capilar, mascarilla o acondicionador directamente sobre el cabello. El calor abrirá la cutícula, haciendo que penetre mejor el producto. Por un lado lo protegerá del sol y la deshidratación, y por otro reparará los daños ya causados, aportando brillo, suavidad, vitalidad y evitando el clásico encrespamiento.

 

Aplica el protector o acondicionador generosamente sobre el cabello húmedo, de raíz a puntas (de medio tallo a puntas si tu cabello tiende a engrasarse). Déjalo actuar durante el tiempo que permanezcas al sol. Ya en casa, lava el cabello y enjuágalo muy bien con agua tibia.

 

Nuestra sugerencia: Si buscas un protector y a la vez reparador de calidad, la Mascarilla de Reparación Profunda 3.1 de Capilárea está especialmente indicada para la regeneración de los cabellos debilitados y/o sensibles. Es uno de los productos más demandados por los pacientes de nuestra clínica capilar en Madrid.

 

2.- Lavar el pelo menos de lo necesario

 

¿Cuánto debemos lavar nuestro cabello en verano? ¿Todos los días? Lo que siempre recomendamos a nuestros pacientes es simple: ¡lávalo tantas veces como tu pelo necesite! Pero, en verano, sí es cierto que deberíamos lavarlo después de cada baño en la playa o la piscina para evitar que el cabello se dañe con restos de cloro, salitre, arena… Hay que conseguir eliminarlos para proteger tanto el tallo como el cuero cabelludo.

 

El consejo de nuestra tricóloga: Si no puedes realizar un lavado completo justo después de bañarte en el mar o en la piscina, al menos aclara tu cabello muy bien con agua dulce. Por otra parte, lavarlo con agua dulce antes de bañarte en el mar o en la piscina también es importante, ya que tu pelo absorberá primero este agua y el cloro y la sal afectarán menos a tu melena.

 

Nuestra sugerencia: Si el resto del año te empleas a fondo para encontrar productos que se adapten totalmente a tu tipo de cabello, ¿por qué no hacerlo también en verano? Para tu cabello en verano, intenta utilizar tanto un buen champú, suave pero que limpie a fondo y respete el ph de tu pelo, como una mascarilla que te ayude a reparar los daños y proteger tu cabello del sol, el aire, el agua…

 

Si no tienes muy claro qué productos son los más adecuados para ti, puedes visitar la tienda online de Capilárea (donde encontrarás una amplia gama de productos de tratamiento para el cuidado de tu cabello) o bien ponerte en contacto con nuestro equipo de especialistas capilares y te asesoraremos sin compromiso.

 

3.- Teñirte antes de bañarte en la piscina

 

No, no es buena idea. ¿La razón? Se dice que el cloro puede provocar una reacción química que decolora el cabello o le da un cierto tono verdoso, nada atractivo. Como ya explicamos en anteriores post, esto no es del todo cierto. Lo que provoca ese cambio de color del cabello cuando reacciona con el agua de la piscina es el sulfato de cobre, una sustancia azulada que se añade para evitar la aparición de hongos.

 

cabello piscina

 

De lo que sí es responsable el cloro es de dañar el manto graso protector de la piel y del cabello en verano, atacando sus aceites naturales. Como resultado, un pelo más seco, quebradizo, encrespado…

 

El consejo de nuestra tricóloga: si vas a aplicarte una nueva coloración, hazlo al menos una semana antes de bañarte en la piscina. Así podrás evitar este tipo de reacciones. Lo más recomendable es realizar la nueva coloración tras la vuelta de tus vacaciones.

 

4.- Llevar el cabello en verano siempre recogido

 

Con el calor, muchas y muchos de nosotros tendemos a recoger nuestro cabello en verano más de lo habitual, sin pensar que con este simple gesto podemos estar perjudicándolo. Una coleta, un moño rápido… ¿te suena?

 

Pero, ¿qué ocurre cuando estos recogidos son muy tirantes y utilizamos, además, gomas y cintas elásticas muy fuertes? Sencillo: tenemos más posibilidades de que el tallo se rompa. Incluso esa tensión continúa en el cuero cabelludo puede hacer que perdamos más pelo de lo normal…

 

Si sumamos a la ecuación el pelo mojado, la cosa empeora aún más, ya que cuando nuestro cabello está húmedo es aún más frágil y se puede romper con más facilidad…

 

El consejo de nuestra tricóloga: intenta llevar el cabello suelto siempre que te sea posible. Estarás oxigenando el cuero cabelludo, ya que al llevarlo mucho tiempo recogido estás evitando que transpire. Si tienes que recogerlo, opta por peinados que no sean muy tirantes, como trenzas flojas, un recogido ligero sujeto con una pinza o diademas y bandas para apartar el cabello del rostro sin dañarlo.

 

5.- Dormir con el pelo mojado

 

Olas de calor, temperaturas que por la noche siguen siendo altas… Muchas veces, no queda otra opción para poder conciliar el sueño que una ducha refrescante por la noche. Pero, ¿qué pasa si no nos da tiempo a que nuestro cabello se seque al aire? ¿Es bueno dormir con el cabello mojado?

 

La respuesta es no, no es conveniente. Ya sabes que el pelo se vuelve más sensible, frágil y quebradizo cuando está mojado. Además, dormir con humedad en el cabello puede acarrearnos otros problemas: como una mayor sensibilidad del cuero cabelludo, inflamación e irritación del mismo por la humedad, la aparición de hongos y bacterias, enredos y nudos, incluso caspa.

 

El consejo de nuestra tricóloga: Si te lavas el pelo por la noche, trata de que no esté húmedo cuando te vayas a la cama. Quita el exceso de agua suavemente con una toalla, desenrédalo con mucho cuidado con un peine de dientes anchos (mejor empezar a desenredar primero por las puntas, para luego ir subiendo) y, si es posible, utiliza el secador a una temperatura agradable, evitando que esté muy alta. Un buen consejo es darle un toque de aire frío de vez en cuando mientras utilizas el secador, así conseguirás que el cabello se oxigene y le darás un plus de elasticidad.

 

Ya has visto que no es necesario esperar a septiembre para acudir a tu peluquer@ o especialista capilar e intentar reparar tu pelo dañado. Prestando un poco más de atención y mimo a tu cabello en verano, puedes protegerlo mucho más de lo que piensas, y llegar al final de las vacaciones con una melena sana y cuidada.

 

Y tú, ¿cuántos de estos errores crees que estás cometiendo con tu pelo este verano? 😉 No olvides que, si necesitas más información sobre cuidados y tratamientos capilares o si necesitas reparar los estragos del verano en tu cabello, puedes contar con nuestro equipo de expertos.

 

Además, si notas que tu cabello se cae de forma más abundante este verano, puedes contactarnos y consultarnos para saber si se trata de una caída temporal o de algún problema al que poner remedio cuanto antes y frenar la caída con el tratamiento capilar adecuado en tu caso.

 

Como siempre, desde nuestra clínica capilar en Madrid, estaremos encantados de poder ayudarte.