PIDE TU CITA AHORA
PIDE TU CITA AHORA
91 755 85 85

626 475 299

O déjanos tus datos y nos pondremos en contacto lo antes posible:
  • 5 + 2 =
  • Error

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la Política de Privacidad.

Capilárea 12 de febrero de 2018

Imagen sobre teñir el pelo en casa

¿Cómo teñir el pelo en casa si no lo hemos hecho nunca antes? ¿Podremos solos? ¿Qué tinte elegir? ¿Qué vamos a necesitar? ¿Cómo conseguir que el resultado sea perfecto?

Se acerca la primavera y seguro que muchos de vosotros estáis pensando en un cambio de imagen para vuestro cabello y, además de un nuevo corte, puede que os apetezca incluso cambiar algo el color, veros diferentes… Pero, ¿cómo hacerlo correctamente?

 

Atentos: os contamos todo lo que necesitáis saber para hacerlo vosotros mismos (y sin dañar el cabello, por supuesto).

 

1.- Elegir el tinte: cuanto más natural, mejor

 

Como es lógico, a la hora de teñir el pelo en casa, cuanto menos abusemos de agentes químicos, mucho mejor. Si puedes optar por un tinte más natural, sin amoníaco, menos dañarás tu cabello. Pero ten en cuenta algo importante: el tinte no provoca alopecia ni caída del cabello. Actúa sobre el tallo, sobre la hebra, pero no sobre la raíz de nuestro pelo, por lo que no puede provocar ningún tipo de alopecia.

 

Lo que sí puede provocar son picores, irritaciones y en algunos casos caspa, como consecuencia de una dermatitis irritativa. Pero, si la raíz está sana, basta con que el pelo dañado siga creciendo para que lo recuperemos y vuelva a lucir tan bien como siempre. Todos los fabricantes de coloraciones recomiendan probar el producto previamente sobre una pequeña zona de la piel (como la cara interna del brazo) y dejarlo actuar durante unas 48 horas para descartar precisamente posibles reacciones alérgicas. Una buena idea, sin duda, si es la primera vez que te decides a teñir el pelo en casa (o que utilizas una marca concreta).

 

Otra cosa importante a tener en cuenta es no arriesgar demasiado. Los expertos recomiendan optar por uno o dos tonos más claros o más oscuros que tu color natural. Una buena idea es optar (cuando no estamos seguros de qué color elegir) es probar con una coloración semi permanente, que se irá yendo con los lavados.

 

2.- Lavar el pelo unos días antes.

 

Se recomienda no lavar el pelo el mismo día del tinte. Los aceites naturales de nuestro cabello harán que la coloración penetre mejor al interior del tallo y se fije más. Y esos aceites están mucho menos presentes en el cabello cuando acabamos de lavarlo.

 

3.- Prepárate.

 

Será necesario tener a mano toallas, guantes y todos los accesorios que vayas a necesitar para teñir el pelo en casa, y guarda todo aquello que se pueda estropear al contacto con el tinte. Un buen truco es aplicar vaselina en la cara y cuello, en las zonas donde nace el cabello y detrás de las orejas, para evitar teñir la piel con el producto. Luego podrás retirarlo fácilmente con un algodón humedecido.

 

4.- Sigue las instrucciones del fabricante.

 

Realiza la mezcla en el bol como se explica, extiéndelo con cuidado y espera el tiempo indicado, ni más ni menos. La improvisación y los experimentos en este caso no son nada recomendables si no quieres llevarte desagradables sorpresas…

 

5.- Lava el cabello.

 

Enjuaga el cabello con agua fría el tiempo necesario hasta que el tinte deje de salir. Aplica el suavizante que suele acompañar al tinte. Te proporcionará brillo y suavidad. Enjuaga el cabello y retira el exceso de suavizante. Si es posible, deja secar tu pelo al aire libre y no vuelvas a lavarlo hasta al menos 24 horas después. Esto ayudará a que la coloración se fije aún más.

 

Una cosa más que seguro te dará de utilidad a la hora de teñir el pelo en casa: si tu ropa acabó manchada por el tinte, algo que suele funcionar es mojar la mancha con zumo de limón, dejar actuar durante 5 minutos y después añadir leche fría. Tras una hora en remojo, lávalo como de costumbre.

 

Ya ves que, con unas sencillas pautas, cambiar tu imagen en casa es muy sencillo. Pero si no te atreves del todo, recuerda que siempre puedes pedir ayuda y consejo a un profesional, que te orientará a la hora de elegir color y tipo de coloración más adecuada para ti 😉

También te puede interesar