PIDE TU CITA AHORA
PIDE TU CITA AHORA
91 755 85 85

626 475 299

O déjanos tus datos y nos pondremos en contacto lo antes posible:

Capilárea 7 de marzo de 2018

Imagen de deporte y cabello

Deporte y cabello. ¿Sueles preocuparte de tu pelo cuando haces ejercicio? Probablemente, la respuesta a esta pregunta sea no (o no demasiado). Y puede que esto se deba a que quizás desconocemos qué relación hay entre deporte, sudor y la salud de nuestro cabello. Pues bien, el cuero cabelludo (al igual que otras partes de nuestro cuerpo) cuenta con glándulas sudoríparas que hacen que sude. Y este sudor puede pasar factura a nuestro pelo si no le prestamos la atención que requiere.

 

¿Qué relación hay pues entre deporte y cabello? ¿Cómo perjudica el sudor a nuestro pelo? ¿Cómo podemos evitar que lo dañe? ¿Qué debemos tener en cuenta para protegerlo cuando practicamos deporte? Atentos, porque esto es todo lo que necesitáis saber…

 

Deporte y cabello: aprende a cuidarlo

 

Como decíamos, cuando hacemos ejercicio nuestro cuero cabelludo también suda, y una excesiva sudoración puede provocar que una capa de agua, sal y ácidos lo recubra resecándolo y, en algunos casos, dañando a los folículos pilosos y provocando la rotura del cabello. Y, además de todo esto, lo ensucia…

 

¿Qué podemos hacer entonces para prevenirlo? Toma nota de estas 4 claves para mantener el sudor a raya y evitar que dañe tu pelo.

 

1.- Recoge el cabello. Si tu cabello es largo (o media melena), lo mejor es recogerlo antes de hacer deporte (bien en una coleta o un moño). De esta forma conseguirás que sude menos de la cuenta y lo protegerás de posibles roturas. Es importante que utilices una goma elástica ancha, que no esté demasiado tirante, para evitar partir el cabello. También es recomendable soltarlo y airearlo de vez en cuando durante el entretamiento (siempre que sea posible) , para hacer que transpire.

 

Otra buena idea es optar por una cinta o banda deportiva. ¿La has usado alguna vez? No es un mero accesorio que complementa tu look de deporte… realmente ayuda a absorber el exceso sudor cuando hacemos ejercicio, por lo que resulta un complemento a tener en cuenta.

 

2.- Limpieza tras el ejercicio. Parece lógico, pero seguro que, en más de una ocasión, no has lavado el pelo (aunque sí el cuerpo) tras una sesión de entrenamiento por falta de tiempo o porque simplemente creías que no lo necesitabas. Pues bien, los expertos recomiendan lavarlo para eliminar los restos de sal y agua acumulados. En Capilárea siempre os recomendamos lavar el cabello tanto como necesitéis, cuando el cabello esté sucio o tenga restos de sudor, y esta es una de esas veces 😉

 

Lo que sí es importante (siempre, pero sobre todo si hacemos deporte varias veces a la semana y lo lavamos con mucha frecuencia) es elegir un champú y acondicionador o mascarilla suaves, que no irriten el cuero cabelludo y que nos ayuden a limpiarlo en profundidad. Aplicar un exfoliante capilar al menos una o dos veces por semana será también de gran ayuda para una limpieza profunda.

 

¡Y recuerda! Es importante que laves tu pelo con agua templada, que no esté demasiado caliente, para evitar que se dañe y deshidrate la fibra capilar.

 

3.- Al ire libre… ¿Qué no podemos olvidar si practicamos ejercicio al aire libre? Por supuesto, hacer uso de un pañuelo o una gorra para protegerlo del sol. Incluso puedes emplear algún protector del cabello. Toda precaución es poca…

 

4.- Cuidarlo también en el agua. Cuando practicamos algún deporte acuático y hemos de usar gorro, lo más recomendable es optar por uno de tela en vez del clásico de látex, porque rompe menos el cabello. Como ocurre con el resto de deportes, nuestra recomendación es lavarlo también al terminar, proporcionándole además un extra de hidratación. Recuerda que el agua y el cloro de la piscina también pueden pasarnos factura… Por eso, para protegerlo de los efectos del cloro una buena idea es aplicar un poco de aceite hidratante o protector (con el pelo mojado) antes de meternos en la piscina, lavándolo después con nuestro champú habitual y terminando con una mascarilla o acondicionador para una hidratación más profunda.

 

Ya ves que deporte y cabello están estrechamente relacionados, y que lavar y cuidar tu pelo tras los entrenamientos o tus clases en el gimnasio es fundamental si quieres mantenerlo bonito y evitar que se reseque demasiado y pierda su brillo.

 

Como siempre, nuestros especialistas en Tricología están a tu disposición si necesitas aclarar cualquier duda.